nam-implementos-rojo-carbono-2016.jpg

Volvo Cars - Visión 2020 -

23-09-2005

Buenos Aires, 23 de Septiembre de 2005.- Como parte de un plan visionario para hacer de la movilidad futura de la humanidad una realidad sostenible desde el año 2020 en adelante, la estrategia medioambiental de Volvo Cars supera el interés por estudiar nuevas tecnologías que sustituyan los motores de combustible convencional para ofrecer nuevas opciones en motores híbridos y combustibles alternativos. Si los innovadores diseñadores de Volvo Cars consiguen lo que pretenden, algún día, en el futuro, los vehículos de Volvo tendrán sus raíces en la propia naturaleza, con tejidos, alfombras y otros materiales que procederán de fuentes renovables y sustentables.

El debate cada vez más intenso sobre el cambio climático y la rápida escalada de precios del petróleo en el mercado mundial ha llevado al sector de la automoción a centrar su atención en el desarrollo de combustibles alternativos y motores híbridos. Volvo Cars viene desarrollando y comercializando vehículos que funcionan con metanol desde hace más de diez años y su objetivo para el futuro es ampliar la selección de motores alternativos.

“Tras más de un siglo claramente dominado por la gasolina y el diésel, ahora nos enfrentamos a una época en la que diferentes prioridades, recursos y condicionamientos regionales darán lugar a un mercado mundial de una variedad de combustibles alternativos -afirma Lex Kerssemakers, responsable de la estrategia del negocio y planeamiento de producto de Volvo Cars-. Ofreceremos las soluciones técnicas que requiere el mercado y seguiremos siendo un socio competitivo que apostará por la movilidad sostenible. Consideramos crucial que se diseñe una política energética a largo plazo para así poder continuar la inversión en el desarrollo de vehículos y en infraestructura para combustibles alternativos”.

Actualmente, el 85% del volumen de un Volvo es reciclable, con un 26% de plásticos y materiales no metálicos. Volvo ya aplica materiales renovables en casi 100 componentes de base vegetal. Volvo Cars confía en que la transición al uso de materiales biológicos en mayor grado puede contribuir a reducir el uso mundial de crudo para la producción de plásticos en unos 550.000 barriles anuales para 2020.

Con sus expectativas para 2020, y Volvo Cars explora un futuro más respetuoso con el medio ambiente, en el que la salud humana, el bienestar y el medio ambiente son la prioridad gracias a sus soluciones de movilidad sostenibles ecológicamente, atractivas y seguras: “El objetivo es formar parte de la solución para los principales retos medioambientales de la industria de la automoción, como son el cambio climático, la calidad del aire, la dependencia del petróleo y las congestiones de tráfico”.

La marca Volvo se encuentra estrechamente vinculada a la seguridad y al cuidado del medio ambiente; éstos son los activos que han aportado a la empresa su ventaja competitiva a lo largo de los años. Por lo tanto, "es extremadamente importante que continuemos desarrollando características que vengan a confirmar que los valores de nuestra marca tienen proyección de futuro. Ésta es precisamente la esencia de nuestra visión futura”, concluye Lex Kerssemakers.

Volvo Car Argentina es una división de Ford Argentina S.C.A. Su red de concesionarios se ocupa no sólo de la venta de vehículos, sino que también dispone de talleres de servicio, que ofrece una atención especial, fiel a los valores tradicionales de solidez y confiabilidad que hicieron de Volvo el mejor exponente de la seguridad. La gama de productos que Volvo Car Argentina ofrece en nuestro país es la siguiente: S40, V50, S60, V70, XC70, S80, y XC90. Para mayor información ingresar a www.volvocars.com.ar